Hoy en día las instalaciones eléctricas presentan una muy buena confiabilidad lo que hace que el suministro sea  casi continuo, y es porque pueden sufrir daños externos que están fuera de nuestro alcance, interrumpiéndose con esto el fluido eléctrico hacia nuestros hogares, oficinas  o  empresas.

En esos casos es importante para determinados aparatos contar con algún accesorio que evite males mayores. Es ahí donde entra el uso de un SAI (sistema de alimentación ininterrumpida) para nuestro ordenador.

Una perdida repentina de electricidad puede causar importantes daños en el funcionamiento de nuestros equipos.